fbpx
www.creceportucuenta.com | La crisis
17766
post-template-default,single,single-post,postid-17766,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

La crisis

crisis

La crisis

 

 

Crisis y crecimiento personal.

 

En este post quiero habla sobre cómo utilizar una crisis o las diferentes crisis que pasamos en nuestra vida, como aprendizaje y desarrollo de nuestro crecimiento personal.

 

¿Qué es el crecimiento personal?

Como ya sabes el crecimiento personal, es algo muy simple. Consiste en mirar dentro de ti, lo bueno y lo malo. Lo que te gusta o lo que horroriza, aceptando todas tus partes y nutriéndote de amor hacia ti misma.

 

¿Cuándo surge?

El crecimiento personal suele surgir a partir de una crisis, del dolor emocional, sensación de  insatisfacción o el malestar psicológico. Estas situaciones empujan a la persona a mirar en el interior de sí misma para intentar buscar soluciones, superar problemas y superarse a sí misma.

 

¿Para qué sirve el crecimiento personal?

El autoconocimiento es básico. Tener claro tus fortalezas y aprovecharlas al máximo. Limar tus defectos. Tener una actitud proactiva y no reactiva ante tu sombra (o partes menos positivas). Conocer lo que es importante para ti, tus valores y pudiendo así poner límites sanos.

Tener claro cómo quieres vivir tu vida. Qué y quien deseas que esté en ella.

 

Los obstáculos en nuestra vida

Si en nuestra vida no existiera ningún obstáculo, ni problemas ni sufrimiento, no sé qué clase de personas seríamos.

Por mi parte, estoy segura, que no sería ni de lejos la persona que soy ahora.

Todo el sufrimiento y los obstáculos no son a fondo perdido, ya que te convierten en una nueva versión de ti, más auténtica todavía.

Pero no solo se aprende a través de los obstáculos, el sufrimiento o la enfermedad. Para algunos es el clic que necesitas y luego ya continúan trabajando en su crecimiento personal.

 

Las crisis

Cuando estás en medio de la crisis, en mitad de la tormenta, lo vemos todo negro. Sentimos que el dolor es muy grande, que no hay salida y parece que no pasará nunca. Con el tiempo, todo se va suavizando, poco a poco vas saliendo de esa situación. Cuando ya estas fuera de la crisis, sueles mirar hacia atrás y en algunos casos puedes llegar a comprender la situación, aceptando esos obstáculos y viéndolos como parte de tu camino.

Todos vamos a pasar varias crisis en nuestra vida que hacen referencia a diferentes aspectos de nuestra vida.
Pueden ser de tipo personal, espiritual y laboral. O una gran crisis existencial donde sentimos que nada tiene sentido. Aunque en este último caso, puedo decir, por experiencia propia, que vas empezando por lo más urgente.

Somos las bomberas de nuestra vida y vamos apagando primero los fuegos💥 más urgentes.
Después poco a poco nos vamos encargando de los otros fuegos secundarios, pero que también necesitan ser sofocados.

 

La crisis en nuestra sociedad

La forma en que las crisis son vistas en nuestra cultura, marca enormemente como nos sentimos durante ellas. En nuestra sociedad, la crisis se entiende como una gran amenaza.
Es por eso que ante una crisis nos sentimos amenazados, en peligro. Queremos salir cuanto antes, no soportamos la situación.
Si en cambio nos hubieran inculcado que las crisis son una oportunidad para crecer y mejorar, nos sentiríamos diferentes ante una situación crítica.

 

Afrontar la crisis

La clave principal para afrontar las crisis que tenemos en nuestra vida, es la forma que vemos estas crisis. Verlas como una oportunidad de mejorar nuestra vida, a partir de ellas es la clave del asunto. No solo verlo así nos ayuda, también es que es totalmente cierto. Sin estas crisis nuestro crecimiento personal sería nulo.

 

Si estás pasando por una crisis:

✔ No te dejes llevar por el miedo ni por la negatividad, pensando en lo peor que te puede pasar y dejándote llevar por el miedo a tomar decisiones. Toma tus decisiones de forma firme y libre, sin miedo. Focalízate en lo bueno y no lo negativo. Ante una situación, siempre me ayuda pensar que podría ser peor.

✔ Tener paciencia y ser muy amable contigo misma. Las cosas no se solucionan de un día para otro. Si piensas que te has equivocado en algo, no te critiques, y sobretodo no te culpes. Simplemente piensa que es parte del proceso. Ten la seguridad que saldrás de esta situación y que todo irá muy bien.

 Las cosas suceden y a veces no son justas. Pero siempre hay una lección que podemos aprender, podemos mejorar algo o puede surgir algo bonito y bello de esa situación. Quizás no lo entendamos en el momento.

✔ Busca la calma y la tranquilidad. Busca espacio y conexión contigo misma. Ayúdate con actividades que te hagan mirar en tu interior para sacar el máximo provecho de la situación, como meditación,  yoga, chikung  o Tai chi.

Arrópate de la gente que te acompañe en ese proceso y no tengas en cuenta a los que no estuvieron. Solo las personas adecuadas te harán de sostén emocional. No desprecies su ayuda, son un precioso tesoro.

 

Al final todo pasa y todo llega. Y todos los días sale el sol, aunque a veces las nubes no nos dejen verlo. Como en la foto del post, del árbol caído también sale buena leña para calentarnos.

Puedes contarme en comentarios como has vivido tus crisis, si te apetece claro 😉

 

 

 

 

¿Quieres recibir el eBook gratis + recursos en tu email?

Tu email está seguro conmigo. 100% libre de spam.


Lee los términos de la política privacidad, en cumplimiento de la GRPD y leyes Europeas 2021

Tags: