fbpx
www.creceportucuenta.com | Descanso y culpa.
17090
post-template-default,single,single-post,postid-17090,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Descanso y culpa.

Mujeres, descanso y culpa

Descanso y culpa.

 

 

Hoy os traigo un artículo, sobre el DESCANSO, en nuestra vida. Por una razón u otro este post se me ha ido quedando sin publicar. Lo escribí durante unos días de descanso que tuve la pasada Navidad (2017).

Es curioso que esta semana, en mi agenda Pizpiretia 2018, ha aparecido esta ilustración:

 

 

 

Y me he acordado de éste artículo, lo importante que es el descanso y como gestionamos las mujeres el tema del descanso.

 

Mujeres y descanso.

El descanso es importante para todo el mundo, pero la relación que tenemos la mujeres con el descanso es diferente al de los hombres. 

Es por eso que he querido también publicar este post esta semana,  donde se celebra el día de la mujer trabajadora. Así  como un mantra, nos tenemos que decir y repetir que NO somos SUPERWOMAN y que el DESCANSO es BUENO y necesario.

 

Nuestra relación con el descanso.

Cuando empecé a estudiar terapia menstrual (en un próximo post os hablaré de este tema) me di cuenta lo importante que es el DESCANSO.

El descanso es importante, en general para todo el mundo, pero sobretodo, para el ciclo menstrual de la mujer.

Fue en ese proceso de autoconocimiento  donde me di cuenta, que a las mujeres nos cuesta descansar si no hay una razón de peso detrás.

Muchos dolores menstruales mejorarían con un adecuado descanso en la fase previa a la menstrual.

A los partos llegarían mujeres mucho más preparadas que necesitarían menos intervención y menos ayuda externa , si el último trimestre descansan y se dedicaran a focalizarse en su parto.

Muchas depresiones post-parto se evitarían si a la mujer se le permitiera descansar y estar con su bebé, como hacen los animales.

Pero llevamos la etiqueta de super-woman y de multitarea. Algunas mujeres nos sentimos resignadas y la tenemos impuesta. Y otras  mujeres, lucimos la etiqueta con gran orgullo.

El conflicto aparece porque en  la sociedad no se nos permite descansar por el mero hecho de ser necesario.

El descanso normalmente viene de la mano del dolor, de la enfermedad, de la patología.

Entonces nos pasa que aparece el dolor y  la enfermedad. De ésta manera nos justificamos y podemos descansar sin culpa.

Nuestro cuerpo sabio, pide descanso. Y con enfermedad descansamos sin culpa. La enfermedad nos autoriza a descansar.

 

Y los hombres, que relación llevan con el descanso.

Pues nuestros chicos, son ¡listos! lo llevan un poco mejor que nosotras. No sienten tanto remordimiento, saben parar, y no hacen mil cosas a la vez. Una a una y con buena letra. No son multitarea, ¡ni lo quieren ser!.

Así como somos nosotras mismas las que nos ponemos el rol de “superwoman”

Aún así, en una sociedad tan competitiva, con tanta prisa, y velocidad, últimamente a los hombres también les cuesta descansar sin culpa. Y ya te vas encontrando hombres, que no pueden parar con la tranquilidad que otros hombres tenían hace unos años.

También, porque en algunos casos (¡por suerte y gracias!), el reparto de tareas del hogar e hijos es equitativo. Así que esa imagen  del hombre tumbado descansando, y la mujer haciéndolo todo, esta pasando (poco a poco) a la historia.

 

Pero ¿porqué no nos permitimos el descanso?

Bueno hay varias razones o creencias que tenemos acerca del descanso:

   Una razón es porque nos preocupamos excesivamente por lo que opinen los demás: que dirán de nosotros, ¿pensaran que soy vaga?, ¿pensaran que soy débil?.

   Otra razón es que queremos controlarlo todo. Queremos hacerlo todo porque nosotras lo hacemos mejor y más rápido. De esta forma ni delegamos. Esta razón esta conectada con el perfeccionismo.

   Y hay otras personas que piensan que simplemente no lo merecen.

 

Consejos

Descansa aunque no estés enferma.

Descansa porque lo mereces.

Simplifica tus tareas.

Delega.

Da la oportunidad a otros a que hagan y aprendan.

Descansa sin culpa.

 Prepárate y descansa para tu parto.

Cuida de tu bebé y de ti misma, descansa todo lo que necesites.

Descansa cuando lo necesites, ya serás más productiva otros días.

Baja el ritmo los días de antes  y descansa mientras dure tu menstruación.

No eres mejor por descansar menos.

No hagas más por esperar el reconocimiento del otro.

Descansa, disfruta de la vida.

El descanso es salud. Vive saludable.

 

Y si no consigues hacerlo por ti misma, tu cuerpo, en la mayoría de casos, te obligará a descansar de una forma u otra. Y quizás te mande descanso, cuando menos bien te vaya. Así que mejor prevenir e ir descansando sin culpa y disfrutando del momento🍵.

¡FELIZ DESCANSO!

 

Mujeres, descanso y culpa

Photos by Nicole Harrington  &   David Mao

 



 

 

¿Quieres recibir el eBook gratis + recursos en tu email?

Tu email está seguro conmigo. 100% libre de spam.


Lee los términos de la política privacidad, en cumplimiento de la GRPD y leyes Europeas 2021