www.creceportucuenta.com | Equilibrar emociones.
17544
post-template-default,single,single-post,postid-17544,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Equilibrar emociones.

emociones

Equilibrar emociones.

 

¿Porque es importante equilibrar nuestras emociones?

Equilibrar nuestras emociones es parte del proceso para poder encontrarnos bien y ser más felices. Es un paso imprescindible. Si nuestras emociones no están equilibradas, perdemos nuestro equilibrio interior.
Esto se ve muy claro cuando algo nos enfada, de golpe, todo lo demás carece de importancia y nos focalizamos en esa situación y parece que nada más fluye.

Hay muchas maneras de equilibrar nuestras emociones, a unos nos vendrán mejor unas, y a otros, otras.
Voy a explicarte unas cuantas técnicas, para que elijas la tuya:

 

Formas de equilibrar nuestras emociones.

 

1. La escritura.

No me quiero hacer pesada con el tema, pero es que la escritura es una de las herramientas más potente y a la vez más accesible que tenemos. Si eres suscriptor habrás podido leer mucho más sobre el tema en el post: Escritura Terapéutica: escribir como terapia.

Se puede trabajar con la escritura a través de ejercicios para poder equilibrar nuestras emociones. Para eso he creado un curso de escritura terapéutica. 

También hay otras opciones como escribir un diario cuando sientas que te tienes que desahogar. O bien, escribir el diario siempre, apuntando todo lo que haces y sientes.

También hay personas que les sirve crear su propio blog y escribir allí.
Cada persona tiene su fórmula, pero la escritura equilibra las emociones un montón, es un recurso fácil y accesible para todos.

 

2. Hacer terapia o cursos de crecimiento personal.

Las terapias complementarias como por ejemplo: reiki, las Flores de Bach, la acupuntura, el tapping y técnica metamórfica, acostumbran a equilibrar nuestro cuerpo físico, mental, emocional y espiritual. Esto hace que nos sintamos más equilibrados y emocionalmente más estables.

Si en éstas terapias no queremos depender de un terapeuta o queremos ir más allá y ayudar a equilibrar las emociones de otros miembros de nuestra familia, entonces podemos acudir a los cursos de crecimiento personal para llevarnos estas herramientas a nuestra casa y poder trabajar con nosotr@s mism@s.

 

3. Practicar alguna disciplina para la mente y el cuerpo.

Dentro de estas disciplinas podemos encontrar: Yoga, Chikung o Qi Gong, Tai Chi o Pilates. Con estas prácticas aprendemos a través del cuerpo a gestionar nuestra mente. Con la práctica potenciamos la capacidad de estar presentes en el aquí y en el ahora.

De todas estas disciplinas, hoy en día existen muchos tipos. A veces probamos un tipo de yoga y sentenciamos  no es para nosotr@s o etiquetamos el yoga como que es tranquilo o demasiado activo. Simplemente puede que sea el tipo de yoga o el maestro. O quizás no es la disciplina que necesitamos en ese momento. Por eso, simplemente hay que abrir la mente y probar, probar y probar.

 

4. La meditación.

La meditación es una práctica muy importante en nuestras vidas, y hay muchas formas de meditar. Nos da la posibilidad de manternos presentes en el aquí y en el ahora, de forma tranquila y sosegada.
La meditación es una herramienta imprescindible para equilibrar nuestras emociones. Para mi es básico meditar cada día, aunque solo sean cinco minutos.
Existen muchas formas de meditar y cada uno debe encontrar la suya. La meditación  es necesaria e imprescindible, integrarla en nuestra vida. Escribiré un post dedicado solamente a la meditación más adelante.

 

5. El autoconocimiento.

El autoconocimiento es básico para equilibrar nuestras emociones. Saber si eres una persona altamente sensible (PAS) o bien, conocer tu personalidad a través de herramientas como el Eneagrama o de Myers Briggs, nos hace conocernos mejor.
Al conocernos mejor, podemos saber como determinadas situaciones nos equilibran o nos desequilibran y por tanto podemos anticiparnos, trabajarlas de forma proactiva y  no de forma reactiva.

 

6. Contacto con la naturaleza.

A veces no te encuentras bien emocionalmente, y sales fuera, te da el aire y el sol y te encuentras mucho mejor.
Pero, muchas veces si vives en una ciudad, no notas tanto este efecto. Se nota mucho más cuando acudes a un parque, aunque sea dentro de la misma ciudad, allí encuentras quietud y naturaleza.
Cuando consigues realmente conectar con la naturaleza, lo notamos mucho más. Tenemos la sensación de haber cargado pilas y nos sentimos emocionalmente más equilibrados.

Andar descalzos por la playa, caminar por la montaña o abrazarnos a un árbol, nos conectan con la naturaleza y nos llenan de equilibrio y calma, recordándonos lo que verdaderamente es importante.

 

 

7. Agradece a diario.

El agradecimiento es una potente píldora de crecimiento personal. Nos hace consciente de todo lo que tenemos y todas las cosas buenas que nos pasan. Para saber más sobre el agradecimiento lee el siguiente post que escribí hace un tiempo: el agradecimiento como herramienta🙏.

 

8. Encuentra el motivo de tu desequilibrio.

Tenemos que tener claro que no hay que luchar contra las emociones, ni lamentarse porque una y otra vez nos surgen las mismas emociones. No tenemos que enfadarnos con nosotros mismos, ni tratarnos mal porque no estemos en equilibrio ni tranquilos. Simplemente tenemos que trabajar las emociones, reconocerlas y saber porque ocurren.

Esto requiere grandes dosis de humildad y de honestidad. Pero es la única forma de encontrar los motivos subyacentes.
Primero reconoces la emoción y luego reconoces porque aparece esa emoción. Aunque sea infantil, aunque nos avergüence.
No intentes engañarte, porque al final es un auto engaño que no te lleva a nada. Conocer la verdad de tus sentimientos, te ayudará a tratar la causa. Te mantendrá mucho más conectad@, ampliará el autoconocimiento que tienes sobre ti mism@, y esto te hará emocionalmente más fuerte.
Aunque los sentimientos y emociones aparezcan una y otra vez, tu ya sabrás actuar de forma más proactiva.
Una vez reconocida la causa , podrás tomar diferentes decisiones para actuar y ser proactiv@ en el futuro. Llegará un día que con la practica, verás como has avanzado y como estas emocionalmente más estable.

 

9. Trabaja con tu subconsciente.

Si el trabajo anterior de encontrar el motivo del desequilibro no te surge el efecto esperado, puede ser algo que el bloqueo lo tengas en el subconsciente.

Entonces tendrás que trabajar con técnicas que trabajan más el subconsciente, que con tu parte consciente. Estas técnicas son por el ejemplo el trabajo con creencias potenciadoras o bien con una técnica llamada Tapping.

El trabajo con las creencias potenciadoras, está explicado y desarrollado en mi ebook con respecto al tapping, haré un post donde explicaré más en detalle la técnica.

 

10. Si es necesario pide ayuda a un/a profesional.

Por último, a veces hay que acudir a un profesional : un terapeuta, un coach, un médico, psicoterapeuta, un terapeuta floral. Otras veces necesitamos un taller o un curso que nos ayude a organizarnos.
Cada caso es un mundo, y a veces queremos hacerlo todo por nosotros mismos, pero en ese momento no es posible.  Es entonces cuando tenemos que pedir ayudar externa. A veces esa mirada desde fuera nos da el empujoncito que necesitamos.

 

¿Y cuál escojo?

Estas son algunas de las maneras que hay de equilibrar nuestras emociones, algunas de las cuales tienen mucho éxito. Pero lo más importante es que encuentres tu manera. A la mayoría de personas les funciona lo arriba comentado, pero otros encuentran otras fórmulas como: correr, hacer deporte, hacer manualidades o un sinfín de cosas que existen.
Creo que lo importante es saber que existen, ir probando y cada cual encontrar su camino, experimentando y probando en primera persona.

No hay que entrar en la dinámica de auto analizarlo todo, tampoco en la dinámica de nunca analizar nada. Hay que encontrar el termino medio. Nuestro termino medio, para avanzar y crecer poco a poco, consiguiendo una mejor calidad de vida .

 

Para saber más.

Poco a poco iré desarrollando más cada uno de los puntos en diferentes artículos que haré en el futuro. Recuerda que si estás suscrito lo recibirás cómodamente en tu correo 😉.

 


 

COMPARTE

Si te ha gustado este post, puedes dejarme tus comentarios o compartirlo en las redes sociales abajo.

Cualquier duda o consulta acerca de este post o cualquier otro no dudes contactarme .

Sigue leyendo más en el blog o suscríbete abajo   para recibir nuevos artículos  y el ebook: las cinco herramientas para tu desarrollo personal.

 

 

¿Quieres recibir el eBook gratis + recursos en tu email?

Tu email está seguro conmigo. 100% libre de spam.


Lee los términos de la política privacidad, en cumplimiento de la GRPD y leyes Europeas 2021