www.creceportucuenta.com | La meditación
16788
post-template-default,single,single-post,postid-16788,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

La meditación

la meditacion

La meditación

 

 

La meditación

¿Que es la meditación?

La meditación es muy importante en nuestras vidas, y hay muchas formas de meditar.

Pero es inevitable que cuando le comentas a alguien que meditas y esa persona no ha meditado nunca, te imagine así 🙂

meditacion
Photo by Ashes Sitoula

Es un concepto un poco abstracto, pero básicamente desde mi punto de vista,  es entrenar la mente para intentar que se mantenga en el momento presente, intentando que los pensamientos de pasado y futuro se mantengan fuera en ese momento. Es solo aquí y ahora. Manteniendo plena conciencia en el momento presente. Es concentrarte en un estado tranquilo y sosegado.

En ese momento se apaga el bullicio interno.  Intento que mi conciencia entre en estado de relajación. Evito emitir juicios sobre las sensaciones físicas , mentales o emocionales que estoy teniendo.

A la mente hay que ponerle límites, y decirle  que AHORA NO. No le reñimos ni nos enfadamos. Simplemente le ponemos unos límites claros y sanos: AHORA NO.

Hay que ponerse un poco firme con la mente en ese momento, porque siempre se le ocurren un montón de cosas cuando estamos meditando 😉

¿Cómo empecé?

Pues estaría muy guay decir que empecé como el hombre de arriba, sentanda durante media hora o más, en posición de loto, pero sería una mentira muy, muy grande 😈.

A la mayoría de personas que conozco nos cuesta meditar. Es un arte difícil, que nunca nadie nos ha enseñado y por tanto tampoco tenemos la costumbre.

Recuerdo en mis primeras clases de Taichi, donde el profesor nos decía que hiciéramos la postura del árbol durante un par de minutos. Eso era meditación. Y para mí, en aquel momento una tortura .

Me picaba todo, todo. De golpe me picaba la cabeza, a los dos segundos el pie. La mente me decía: abre los ojos a ver que hacen los demás. Y yo los abría a ver que hacían los demás. Y los demás pues estaban meditando con los ojos cerrados, evidentemente 🤣.

Se me hacían eternos esos dos minutos. Al principio me rascaba, pero luego,  empecé a decirle a mi mente, que no me picaba nada. Y poco a poco la mente se fue acallando, y dejó de ser tan mandona.

Después de que mi mente dejara de ser tan mandona, se convertió en una charlatana.  Se me ocurrían todas las cosas del mundo, que voy a hacer mañana, y que comeré esta noche y así hasta el infinito.

¿Os suena no?

Sólo eran dos minutos pero daban para mucho 😂.

¿Cómo seguí?

Con el tiempo la mente fue permitiéndome como mínimo, estar en la meditación. Y fui probando diferentes técnicas. Meditaciones guiadas, visualizaciones, meditaciones de Yoga Kundalini con mantras.

Yo soy muy fan de los mantras. Los mantras ayudan mucho a la meditación porque te hace concentrarte en la recitación del mantra y acallas la mente. Pero hay personas que no les gustan y otras personas ven en estas meditaciones con mantras connotaciones religiosas y no se acaban de sentir cómodas.

Hay un tipo de meditación que está muy de modano tiene connotaciones religiosas y es más pragmática: el mindfulness. La verdad que yo encuentro que esta muy bien y se esta empezando a aplicar en grandes corporaciones y escuelas. A mi siempre me ilusiona, encontrar que alguna forma de meditación se acerca al público en general.

Yo hice un curso y  me gustó mucho. Nos dieron  recursos  fáciles de meditación  para solo emplear unos minutos al inicio y luego ir incrementando el tiempo cuando tienes más practica.

Hace años también fui al monasterio budista del Garraf a hacer un seminario de meditación impartido por una monja budista, que fue muy interesante. Debo reconocer que ahí ya estaba un poquito avanzada y lo disfruté mucho.

¿Qué técnicas recomiendo?

Técnicas para meditar hay muchas y cada uno debe encontrar la suya para ese momento. Durante la vida hay cambios y vas evolucionando.

Las meditaciones guiadas y el mindfulness van muy bien cuando no se tiene experiencia o cuando se quiere trabajar para integrar algo en concreto.

Mi recomendación es experimentar y empezar poco a poco haciendo unos minutos pero ser constante y realizar la meditación aunque sea unos minutos al día, pero a diario.

No busquéis posiciones complicadas, buscar la comodidad. No todo el mundo tiene que saber o puede hacer posturas “estandard” de meditación, que se suelen dar en clase de yoga o meditación. Se puede meditar perfectamente en una silla o tumbado.

Incluso en las clases de yoga siempre buscamos la comodidad en la práctica de la meditación.

Una cosa que hay que tener en cuenta es que la mente tiene dos formas de sacarnos de la meditación: una es en forma de pensamientos, y otra puede ser que nos ataque el sueño.

Y por tanto hay que encontrar un equilibrio en la comodidad. Si la posición es excesivamente cómoda, y además ese día estamos cansadas es muy posible que nos durmamos, y por tanto no meditemos 😉

¿Qué hago ahora?

Pues ahora  medito a diario con la práctica del Chikung , todo el tiempo que me es posible.

Práctico yoga y allí solemos meditar con diferentes técnicas, algunas recitando mantras, otras con visualizaciones, vamos variando.

Y una vez al mes cuando voy a clase de acupuntura hacemos bastante rato de meditación.

Estoy trabajando en los nuevos cursos que voy a ofrecer y en todos intento incluir una pequeña visualización guiada.

Adicionalmente hago diferentes meditaciones, cuando siento que necesito alguna en particular.

¿Qué beneficios he encontrado?

Después de tantos años practicando,  en general no me cuesta (aunque hay días que cuesta un poco más) y cada vez disfruto más practicando la meditación.

La considero necesaria para desconectarse del ruido general, de tanto inputs que recibimos al día.

Tiene innumerables beneficios y cada vez hay mas estudios de como ayuda la meditación en nuestra vida, en la enfermedad , a los niños y a los adolescentes.

Algunos de los beneficios más grandes que yo he experimentado y que están muy relacionados con las reflexiones de crecimiento personal que hice en otro post:

Apaga el ruido mental que tanto malestar nos produce.

 Es un  momento de desconexión del mundo para conectarte contigo misma.

 Alivia el estrés y el nerviosismo

 Ayuda a tener mejor salud tanto física como mental

 Ayuda a desarrollar emociones más nobles como la generosidad, la empatía y la compasión. Es una manera de equilibrar nuestras emociones.

Aumenta la autoestima, la armonía y la felicidad.

 

Espero que te haya servido el artículo y que te animes a practicar, aunque solo sea por unos minutos al día.

Solo necesitas unos minutos al día y un sitio tranquilo para empezar.

Busca la meditación que en este momento te haga sentir cómoda, que aunque sea un reto para ti, sea realizable.

Practicar la meditación es muy importante, por eso la he incluido en el curso de escritura terapéutica para aumentar la autoestima.

En los próximos meses quiero compartir alguna meditación propia en formato audio, para que puedas practicar tranquilamente en casa. Si estás suscrita la recibirás en tu email con contraseña.

Comparte

Si te ha gustado este post, puedes dejarme tus comentarios o compartirlo en las redes sociales abajo .

Cualquier duda o consulta acerca de este post o cualquier otro no dudes contactarme .

Sigue leyendo más en el blog o suscríbete abajo    para recibir nuevos artículos.

 

 

¿Quieres recibir el eBook gratis + recursos en tu email?

Tu email está seguro conmigo. 100% libre de spam.


Lee los términos de la política privacidad, en cumplimiento de la GRPD y leyes Europeas 2021