www.creceportucuenta.com | La vida es un ciclo
18846
post-template-default,single,single-post,postid-18846,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge

La vida es un ciclo

La vida es un ciclo

 

 

La vida es un ciclo: El invierno lo acoge todo.

 

Comparar es no aceptar.

He estado unos días en la montaña, en un sitio donde también estuve durante este verano. El paisaje era similar, ya que tampoco había pasado tanto tiempo, pero a la vez muy diferente.

Los ríos, en verano parecía que llevaran mucho más caudal. Ahora no se veían correr. Por el frío estaban como secos, pero en realidad es que había muchas placas de hielo, y estaban congelados. Los arboles estaban verdes pero algunos también marrones y mucho sin hojas, acabamos de salir del otoño. El paisaje estaba congelado. El frío me recordaba, que realmente era invierno.

Podría seguir con la comparación de elementos de la naturaleza, de la gente y del pueblo. ¿Pero vale la pena comparar?

Comparar es no aceptar que la vida ni los cambios de la vida. No aceptar, nos produce sufrimiento. Aquello fue mejor, aquello fue peor…. No estás en el presente.

 

El ciclo de la vida

Ahora, como la mayoría vivimos en ciudades, donde los cambios no se aprecian y por tampoco no se aceptan. Por eso a todos nos cuesta aceptar los cambios a todos los niveles.

Ese es el aprendizaje profundo que me enseño estos primeros días del año.

Me sentí muy afortunada de ver el ciclo de la vida. Porque si lo buscas, la naturaleza te lo muestra.

La naturaleza muestra cada uno de sus días, los ciclos de la vida, la abundancia inagotable de la cual dispone y que también es parte de nuestra vida, aunque la tengamos olvidada.

 

Los ciclos que no vemos, nos hacen creer que todo siempre debe ser igual.

Somos nosotros que encerrados en la ciudad no lo vemos.

Pensamos que todo tiene que ser siempre igual: El tiempo, el físico, los trabajos, las relaciones, nuestros hijos, familiares y amigos. En definitiva, la vida.

Pero la vida es un ciclo y nada puede llegar a ser igual. Lo que fue no tiene por qué seguir siendo. Lo que no fue puede ser hoy.

Así que abraza el invierno, abraza los cambios y los ciclos de la vida, que harán que aprendas a fluir con la vida.

Y si no aceptas, y si no llegas a abrazar los cambios ni los ciclos, entonces te recomiendo que te escapes a la naturaleza, para que puedas, poco a poco integrarlo.

 

¡Que tengas un feliz y próspero 2019!

 

 

 

 

 

¿Quieres recibir el eBook gratis + recursos en tu email?

Tu email está seguro conmigo. 100% libre de spam.

Lee los términos de la política privacidad, en cumplimento a la GRPD 2018

No Comments

Post A Comment