www.creceportucuenta.com | El padre nos sostiene
17697
post-template-default,single,single-post,postid-17697,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

El padre nos sostiene

padre sostiene

El padre nos sostiene

 

El padre nos sostiene

Hoy en España oficialmente se celebra el día del Padre. Para quién lo celebra, porque siento que estos días han quedado relegados a otro motivo más para consumir y comprar cualquier cosa, que un día para compartir y agradecer.

Eso que el padre tenga un día fijado (19 de  marzo, que está vinculado a San José, y por tanto una vez más vinculado a la religión católica) y que el día de la madre sea el primer domingo de mayo, me deja siempre un poco mosca, que quieres que te diga.

Sea como sea, que decidas o no, celebrar éste día, te invito a que te leas este post sobre el padre y la influencia que tiene en nuestra vida.

 

El padre los primeros meses

En el proceso de embarazo, en el nacimiento y los primeros meses, la figura de la madre es importantísima para el bebé.

Es, sobretodo, en los primeros meses después del nacimiento, cuando el padre que quiere estar muy implicado en la educación y el cuidado del bebé, siente que no puede ayudar mucho.

Nada más lejos de la realidad. La figura del padre es muy importante, siempre, incluyendo también los primeros meses, aunque no lo parezca. El padre es quien ayuda a maternar, a sostener esa relación.  Este sostén se refiere a los cuidados que el padre realiza hacia el bebé y hacia la madre.

Este cuidado es muy importante y requiere una actitud muy activa por parte del padre.

Cuando nació mi segunda hija, tuve ese sostén por parte de mi marido❤. Esto me permitió vivir ese proceso, de forma muy fluida y sosegada. Todo el apoyo y el amor recibido en ésta época de la vida de la mujer, vale su precio en oro. Para bien o para mal, lo que ocurre durante el postparto, quedará para siempre en la relación de pareja.

No tengo suficientes palabras para agradecer a mi pareja, todo el sostén recibido durante esa época ❤

 

¿Qué significa sostener en la maternidad?

El padre nos puede ayudar a sostener de diversas maneras:

 

1/ Facilitando la relación mamá-bebé y defendiéndola:

El padre es capaz de sostener en ésta relación, cuando sabe que es lo mejor para su bebé y para la madre.

La madre con éste sostén encuentra  las condiciones adecuadas para fusionarse con el bebé.

Es ésta fusión que hará que el bebé y la madre se encuentren mejor.

Con éste sostén la madre necesita despreocuparse de las demás tareas que no son imprescindibles para la supervivencia del bebé.

Despreocuparse de tareas domésticas, organización del hogar, dinero, conflictos de diferente índole.

En definitiva sostener significa descargarla de todas las preocupaciones materiales en la medida de lo posible y así ocuparse de ella y del bebé.

Permitirte estar hacia dentro durante esos primeros meses para poder afianzar ese vínculo. Así que las decisiones mentales y materiales deben ser resueltas por el hombre.

Para la mujer puérpera es un período poco terrenal, donde la conciencia de la mujer funciona más allá de la lógica. Es necesario estar despojadas de pensamientos racionales, para dejar florecer los instintos más básicos.

La vida cotidiana continúa con sus exigencias y ritmos. Es entonces cuando es tan necesario que el hombre se haga cargo  de organizar y dirigir la rutina doméstica.

 

2/ Defendiendo el nido del exterior.

Teniendo en cuenta que las mejores decisiones, son las que se toman en el núcleo familiar. No hay que dejarse apabullar por las críticas, los consejos y los sermones. El padre resguarda el nido y construye un muro con el exterior.

Dejando que los asuntos del “nido” sean algo interno y no externo.

 

3/ Aceptar y amar a su mujer.

En este período es mejor no cuestionar las decisiones o intuiciones sutiles de la madre. Esta intuición arraigada al instinto maternal y mamífero  surge como un torbellino incontrolable.

A veces la madre no tiene elementos para justificar sus sensaciones, pero eso no quiere decir que haya que cuestionarlas o que no sean válidas.

 

Saliendo de la fusión

Sin embargo, poco a poco la mujer y la/el hij@ va saliendo de ese nido, de esa fusión y es entonces cuando el padre que ha sostenido y se ha hecho responsable de su paternidad, empieza a cobrar un extraordinario protagonismo. Porque desde el principio, madre e hij@ supieron que ahí estaba el padre. Sosteniéndol@s y protegiendol@s.

La figura del padre es quien ayuda a los hij@s a abrirse al mundo exterior y a descubrir la sociedad en la que vive.

 

Todo esto y mucho más…

Todo esto y mucho más tuve la suerte de experimentar con el nacimiento de mi segunda hija. Fue una bebé demandante que [llevé-llevamos] porteamos [yo y su papá] con una mochila, hasta año entero después de nacer.

Su padre hizo [y continua haciendo] todo lo posible y más, por sostenernos durante esos meses de fusión. Me sustituyó en todo lo que podía ser sustituible. Nos protegió y nos cuidó, sin más. Y cuando la pequeña consideró que quería descubrir el mundo, agarró la mano de cualquiera de los dos, para que le acompañáramos en ese proceso.

 

 

La figura del padre

La figura del padre afecta a muchas áreas de la vida como pueden ser, el trabajo, la realización profesional, la salud mental, la relación con el mundo, la fuerza, el compromiso y los límites sanos.

Es por eso que es tan importante tener la presencia activa del padre desde el primer segundo de vida del hij@. Que juegue con ell@s y repartan las tareas por igual entre la pareja, ya sean del hogar o de cuidado de l@s niñ@s, es un gran beneficio para los hij@s.

 

La figura del padre antes.

Antiguamente el padre representaba la figura de autoridad del hogar. No hablo de una antigüedad muy lejana, ya que en la generación anterior a la mía (la de mis padres) era totalmente así. En mi generación, dependía de los hogares, en unos parcialmente y en otros continuaban de forma total.

La presencia (física) del padre no era indispensable. De hecho el padre trabajaba todo el día fuera y ese era su rol más importante.  La presencia afectiva tampoco era indispensable, ni considerada necesaria. El padre no entraba en la educación de los niñ@s, si no era como figura de autoridad. Tenía el rol de decir que NO, castigar y reprochar.

El padre era el mayor responsable económico del hogar, quedando la madre en un papel secundario, en éste sentido. Siendo la madre, la encargada del lado emocional.

 

La figura del padre, ahora.

Afortunadamente esto ha cambiado y hoy en día, ya se conoce que la figura del padre ejerce una influencia muy positiva en la formación de la personalidad de nuestr@s hij@s, desde que son bebés.

Existen infinidad de estudios donde se reconoce la importancia de la figura del padre para l@s niñ@s, desde su nacimiento hasta la edad adulta, siendo igual de importante como la figura materna.

Que el padre juegue con los más pequeñ@s, les cuente cuentos, se implique en su cuidado y en un reparto igualitario de las tareas del hogar, es muy beneficioso para todos.

Pero además de esta manera, estamos, contribuyendo de esta forma a una sociedad más igualitaria.

 

Espero que te haya gustado el post y que pases un feliz día. Siempre que puedas, recuerda estar muy presente con tus hij@s, ell@s nunca lo olvidaran. Si has sido o has tenido un padre con poca presencia, igualmente no te culpes por ello. Piensa que lo has hecho o lo hizo lo mejor posible de acuerdo a sus posibilidades ❤

 

 

 

 

 


COMPARTE

Si te ha gustado este post, puedes dejarme tus comentarios o compartirlo en las redes sociales abajo .

Cualquier duda o consulta acerca de este post o cualquier otro no dudes contactarme .

Sigue leyendo más en el blog o suscríbete abajo    para recibir nuevos artículos  y el ebook: las cinco herramientas para tu desarrollo personal.

 


No Comments

Post A Comment